Fotografía, Reflexiones, Viajes

Disfruten de la vida, por favor

Lo que os voy a contar puede parecer un chiste, pero no lo es, es algo muy serio. ¿Qué hacen un italiano, un brasileño, un canario y una gallega en el claustro de la Abadía de Samos? Sentir la piedra y el agua, percibir el tiempo y la historia escondidos en cada rincón, disfrutar de la luz que se cuela por los arcos centenarios, admirar las pinturas que cubren sus paredes, curiosear entre los muchos personajes representados, guarecerse de la lluvia, hacer fotografías, caminar sobre los pasos de cientos de hermanos, peregrinos y visitantes que durante siglos recorrieron sus pasillos. Y en el momento de la despedida, escuchar un sabio consejo de boca de nuestro guía: disfruten de la vida, por favor, que es muy breve.

20160106 (009)

20160106 (014)

20160106 (016)

20160106 (019)

20160106 (023)

20160106 (028)

20160106 (029)

20160106 (031)

20160106 (041)

20160106 (034)

20160106 (036)

20160106 (038)

20160106 (040)

20160106 (037)

20160106 (044)

20160106 (48-66)

20160106 (060)

20160106 (052)

20160106 (049)

20160106 (56-73)

20160106 (054)

20160106 (069)

20160106 (061)

20160106 (068)

Estándar