52 palabras, Fotografía

51/52 palabras: dentro

20150924 (014)

Llegó el ama de llaves; era una señora entrada en años, de aspecto respetable, mucho menos ceremoniosa y mucho más cortés de lo que se habría podido suponer. Fueron tras ella al salón comedor. Era amplio, de bellas proporciones y ricamente decorado. Después de echarle un vistazo Elizabeth se dirigió a uno de los balcones para gozar del panorama. La colina desde donde habían descendido aparecía coronada de árboles y daba, por efecto de la distancia, la impresión de ser más abrupta de lo que era, ofreciendo un hermoso golpe de vista. El terreno estaba bellamente dispuesto; contempló con deleite todo el panorama; el río, los árboles esparcidos aquí y allá por sus riberas y el contorno del valle hasta donde la vista podía abarcar. Al pasar a otras habitaciones iba cambiando el ángulo de visión de todo el panorama; todas eran amplias y hermosas y el mobiliario estaba en consonancia con la fortuna del propietario. Elizabeth sintió admiración por su buen gusto, porque nada allí era ostentoso ni de una delicadeza inútil. Había menos lujo, pero mucha más elegancia que en el mobiliario del palacio de Rosings.

Orgullo y prejuicio, de Jane Austen.

Anuncios
Estándar

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s