52 palabras, Fotografía

23/52 palabras: frío

20150228 (025)

La noche lluviosa trajo una mañana de bruma -mitad helada y mitad llovizna- y arrollos temporales, gorgoteando desde las alturas, cruzaban nuestro camino. Mis pies estaban mojados del todo; estaba enfadada y deprimida; el humor más a propósito para que resulten esas cosas bien desagradables.

Entramos en la casa por la cocina, para asegurarme de que Heathcliff estuviera ausente, pues tenía poca fe en su afirmación.

José parecía sentado en una especia de elíseo, solo, junto al crepitante fuego, un gran vaso de cerveza junto a él cubierto con enormes pedazos de torta de avena tostada, y su pipa, negra y corta, en la boca.

Catalina corrió al hogar a calentarse. Pregunté si el amo estaba en casa. Mi pregunta quedó mucho rato sin contestar, por lo que creí que el viejo se había vuelto sordo y la repetí más alto.

-¡No! -gruñó, o más bien roncó por la nariz-. ¡No! Ya puedes volverte por donde has venido.

-¡José! -llamó una voz quejumbrosa, al mismo tiempo que yo hablaba, desde la habitación interior-. ¿Cuántas veces tengo que llamarte? Ahora ya no hay más que unas pocas brasas, ven enseguida.

Vigorosas chupadas y una resuelta mirada al fuego declaraban que no tenía oídos para esa llamada. Al ama de llaves y a Hareton no se les veía; ella probablemente se había ido a un recado y el otro a un trabajo.. Conocimos la voz de Linton y entramos.

– ¡Así te mueras de frío en una buhardilla! -dijo el chico, confundiendo nuestros pasos con los de su negligente criado.

Se detuvo al notar su error, su prima corrió hacia él.

-¿Es usted, señorita Linton? -dijo, levantando la cabeza del brazo del gran sillón en el que estaba apoyado-. No, no me bese, me ahoga, ¡pobre de mí!  Papá dijo que usted vendría -continuó después de recuperarse un poco del abrazo de Catalina, mientras ella permanecía de pie con aire compungido- ¿Quiere cerrar la puerta, por favor? La ha dejado abierta. Esas detestable criaturas no quieren traer carbón para el fuego. ¡Hace tanto frío!

Cumbres borrascosas, de Emily Brontë

Anuncios
Estándar

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s