Fotografía, Reflexiones

Vacaciones inesperadas

Te levantas, intentas ir a trabajar, pero todo te recomienda no aventurarte en la carretera con el coche. Solo queda esperar a que se despeje todo para sacar la cámara y acudir al encuentro de la nieve de verdad. Yo, que soy de puerto de mar, me sorprendo siempre con el silencio que genera la nieve. Parece que todo se detiene, las personas, los animales, las máquinas. Me pregunto si en los lugares en los que la nieve es cotidiana sucede lo mismo, si los sonidos se amortiguan cuando aparece esta cubierta blanca sobre los campos, como si el tiempo se suspendiera.

20130211 (001)

20130211 (031)

20130211 (034)

20130211 (042)

20130211 (060)

20130211 (069)

20130211 (087)

20130211 (093)

20130211 (099)

20130211 (111)

20130211 (105)

20130211 (044)

 

Anuncios
Estándar

6 thoughts on “Vacaciones inesperadas

  1. María Taboada dice:

    Ya te dije que la del pino me gusta muchísimo. Deberiamos ir a Canada o por ahi a descubrir qué pasa cuando nieva…Después de que apruebe las opos, claro….

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s